Hijo de pastores, nació en una familia comprometida con el evangelio, siendo todos servidores de Cristo. Desde que estaba en el vientre, su padre le profetizó su nombre llamándolo David como el salmista de la Biblia.

Con tan sólo seis años de edad lo llevaron a un conservatorio donde se empezó a enamorarse de la música; proveniente de una familia de cuatro hermanos de los cuales es el que más se apasionó por la música.

Vivió un proceso fuerte de salud con su hija en cual El Señor lo hizo salir de su zona de confort para llevarlo a una tierra desconocida.

En esta entrevista, conoceremos el proceso que vivió este hombre de Dios con la enfermedad de su hija, y cómo Dios usó esta circunstancia para enseñarlo a confiar más en Él.

Este reconocido pastor ha vivido procesos y situaciones que lo han colocado en el lugar donde está hoy. Te invitamos a ver este vídeo que hará reír y te dará una lección de vida y crecimiento espiritual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.