Juan 12:24 De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. (Dios habla de la semilla)

Es necesario que la semilla caiga a la tierra, se plante, pero ella debe morir para que se pueda volver fructífera, El ciclo de vida del hombre es: nace, crece, se reproduce y muere. Pero en el ambiente espiritual: se nace, crece, muere y luego se reproduce tal como Jesús lo hizo y se reprodujo en nosotros al morir

La pregunta es ¿a qué debemos morir?  Y la respuesta sería Al pecado, a el orgullo, la arrogancia, la avaricia, el mal genio, la amargura, al viejo hombre (2 corintios 5:17) y todo aquello que nos aparte de Dios y su propósito.

Te preguntaras ¿Por qué? Bueno debes tener en cuenta que el principio de la siembra y la cosecha es universal. Aplica a todo; Todo lo que hagamos es una siembra y va a producir fruto.

Tu decides que semilla quieres ser y cual es el fruto que esperas recibir, la biblia dice en  Juan 4: 36 Y el que siega recibe salario, y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra goce juntamente con el que siega.

Hoy te invito reflexionar a que debes morir para que puedas reproducirte en otros, para que puedas dar vida en cualquier área de tu vida quizás eso sea lo que no te deja avanzar, recuerda semilla que no muere no puede dar fruto y esa es la instrucción de Dios para nuestros… Fructificar. ¡Feliz día!

 

Pastor Gilberto Peñaranda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.