Dios continúa haciendo milagros, y este testimonio es un claro ejemplo de ello.

El testimonio de Alejandra te dejará tan impresionado como lo está ella aún después de recibir esta excelente noticia.

A lo largo de su vida, la chica sufrió una serie de abortos espontáneos que lamentablemente terminaron con la vida de sus hijos. Aunque uno de ellos logró sobrevivir, pero en lo que se conoce como «nacimiento prematuro».

En uno de sus últimos embarazos, estaba contenta por recibir la noticia, sin embargo, todo se le vino encima cuando estando en el baño de su casa comenzó a sangrar.

Había pensado que perdió a su bebé, como en ocasiones anteriores, pero la realidad era otra, pues luego de visitar al médico, éste le informó que su hijo aún seguía en su vientre.

Otra situación similar más se presentó, pero una vez más, Dios guardó a su pequeño, ya que sobre él había una palabra. ¡Escucha este testimonio y déjate sorprender por las maravillas del Señor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.